Qué es el Long Tail SEO y por qué es importante para tu negocio

Si tu negocio ya viene realizando acciones de Content Marketing y enfocándose en el posicionamiento orgánico para que tu propuesta se visibilice primero en los resultados de búsqueda, seguramente estés pensando en cuáles son las palabras clave en las que debes centrarte y ya tengas seleccionadas algunas de las más importantes o las que conectan mejor con tu esencia. Sin embargo, no basta con tener una keyword de oro sino con desarrollar una estrategia integral de Long Tail SEO.

Para comenzar, sería útil contextualizar el término “Long Tail SEO” y saber que su valoración ha ido cambiando a lo largo del tiempo. Esta técnica, que consiste en posicionar aquellas palabras que tienen menor cantidad de búsquedas pero también menos competencia y por tanto son más fáciles de aprovechar, fue acuñada en el 2004 por Chris Anderson, periodista, físico, conferencista y editor de la revista Wired.

La idea de este escritor fue ponerle nombre a todos los micro nichos de mercado poco explotados, menos competitivos, y por ende con una mayor facilidad para conseguir grandes resultados en un período de tiempo breve. De esta manera, la parte fina de la cola (long tail) sería el segmento del mercado y la parte gruesa sería el mercado masivo, viéndose este último superado por el volumen total de todos los micro nichos.

Durante estos comienzos, tres eran los pilares o cualidades sobre los que debía descansar y apoyarse el trabajo orgánico:

  1. La relevancia: Esto quiero decir la pertinencia o grado en que una página web es adecuada para una consulta de búsqueda. Si el contenido está relacionado con la consulta introducida por el usuario, el buscador lo tendrá en cuenta al confeccionar sus resultados, mientras que en caso contrario lo ignorará.
  2. Volumen de búsqueda: Este parámetro está asociado a la popularidad y la aceptación que tiene la página web. Si muchos la recomiendan o buscan, el buscador también lo hará; mientras que si nadie la recomienda el buscador menos lo hará. De esta manera, el reconocimiento de la marca estaba dado por el volumen de búsquedas realizadas para el nombre del dominio.
  3. Competitividad: Este factor se medía a través de la cantidad con la que dicha palabra se optimiza en otras páginas web. A mayor número de sitios que la optimizaban, mayor competitividad le correspondía. Pero, no solo bastaba con ver la cantidad de resultados devueltos por Google, sino también la presencia de la keyword en el title, en la sintaxis de los url y en los anchors text.

Sin embargo, el tiempo ha impulsado algunos cambios y si bien el nuevo paradigma de posicionamiento orgánico se sigue centrando en la relevancia, el volumen de búsqueda y la competitividad, existen sutiles diferencias en el enfoque. La razón por la que necesitas ajustar tu estrategia Long Tail SEO es porque Internet ha cambiado de dos maneras fundamentales: el número elevadísimo de empresas que están presentes online y la cantidad de clientes potenciales que rastrean opciones mediante una búsqueda que utiliza un lenguaje mucho más natural y semántico.

Y es que unas cuantas cosas han cambiado desde el 2004 hasta hoy. Al igual que el número de sitios web era drásticamente menos y cualquier página podía adueñarse del primer podio en el buscador, hace 10 años casi nadie sabía lo que era el SEO, mientras que en la actualidad todas las marcas están jugando este juego del posicionamiento, convirtiendo al Marketing en buscadores en un paisaje mucho más interesante y competitivo.

Lo que importa más aún es cómo la gente está cambiando sus hábitos de búsqueda. Hoy en día, las personas pretenden encontrar soluciones simplificadas, respuestas concretas a sus consultas y, por sobretodo, no sólo escribir sino hablar con el medio digital para satisfacer sus necesidades de manera positiva.

A medida que todo esto avanza, por supuesto que también se modifican las palabras clave y los trucos para lograr un buen posicionamiento. Si bien las keywods cortas y genéricas siguen dominando ya que generan mucho tráfico, la tendencia es descendente (algo que puede verse claramente en Google Trends), mientras se hace cada vez más notorio cómo se acelera la tendencia de utilizar frases o palabras clave más largas (Long Tail SEO) para realizar búsquedas.

Qué es el Long Tail SEO y por qué debes enfocarte en ello

Este concepto tan popularizado por Chris Anderson en uno de sus artículos de Wired y luego en su libro posterior se basa en un pequeño número de palabras que se buscan mucho y una cantidad inmensa de términos que se buscan poco.

Representado a través de un animal (como suele ser un dinosaurio), las palabras clave que se buscan mucho y tienen alto volumen son el cuerpo, mientras que los términos que se buscan poco y tienen bajo volumen de tráfico se agrupan en su larga cola. Sin embargo, cuando se suma el número total de búsquedas de la cola larga, éste puede ser mayor que las del cuerpo. Este gráfico te ilustrará muy bien la idea.

  • Eje vertical: Representa la competencia y dificultad de posicionar las palabras clave (a más competencia, más difícil es colocarte en las primeras posiciones de Google).
  • Eje horizontal: Representa las búsquedas mensuales que tienen las palabras clave. Por regla general suele ser mayor cuantas menos palabras tenga la frase o palabra clave.
  • Zona roja: Keywords de una sola palabra, con más búsquedas mensuales, mayor competencia y altamente difíciles de posicionar. Esta franja es más pequeña porque hay menos términos clave de 1 sola palabra.
  • Zona verde: Keywords long tail con más palabras y mayor detalles de lo que se está buscando, por lo que tienen menos búsquedas mensuales, menos competencia y son simples de posicionar. Esta zona es ampliamente más grande ya que hay infinidad de palabras clave largas.

Como podrás ver, dentro de este paradigma Long Tail SEO, la relevancia, el volumen de búsqueda y la competitividad que te mencionamos antes siguen siendo importantes. Pero las estrategias de palabras clave utilizadas para llegar a los buscadores han cambiado: mientras que el title y la meta description solían ser dirigidos a un pequeño número de términos de búsqueda relevantes, una exitosa estrategia actual debe apuntar a diversas frases, cada una de las cuales sólo impulsará una cantidad moderada de tráfico. Sin embargo, estas keywords que utilizan un lenguaje natural, son muy relevantes y tienen más probabilidades de otorgarte el primer lugar porque aportan a lo que Google quiere: contenido inteligente, pensado, semántico y enfocado en el usuario.

Cómo enfocar tus contenidos en el Long Tail SEO

Todo lo que acabamos de explicarte lo puedes aplicar en tu propio sitio web, landings o portal de noticias, ya sea para disponer el contenido de manera estratégica, centrar la temática general del blog, encauzar las categorías básicas que quieres abordar u optimizar el SEO On-Page de tus páginas.

Por un lado, aplícalo de modo general a tus páginas para estimar a priori si realmente hay una audiencia para la temática que te planteas desarrollar. Créeme: ¡hacerlo te ahorrará muchas decepciones! Por otra parte, utilízalo en contenidos concretos como posts y páginas de aterrizaje intentando conciliar lo que dices con los nichos relacionados.

Para finalizar, vamos a darte un ejemplo concreto de estrategia Long Tail SEO. Supongamos que tienes una tienda de zapatos en Bogotá (Colombia) y quieres impulsar los modelos que vendes desde un blogpost. Para ello, procura que la frase de la búsqueda que más te interesa (para la que quieres posicionar el post) se encuentre de la manera más fiel posible en los siguientes lugares:

  • El título de la página: Corresponde a la etiqueta HTML de la página web. Es el titular que se ve en la pestaña del navegador web y los blogs optimizados lo suelen sacar del título del post siguiendo criterios de volumen del tráfico.
  • El título principal del post: Es la etiqueta y en los blogs suele coincidir con el título real de post.
  • En uno o más subtítulos o jerarquías: Es lo que en SEO se llama etiquetas.
  • En la URL del post.
  • En la meta descripción: Puede customizarse utilizando algún plugin como Yoast SEO.
  • En el primer párrafo del contenido.
  • En las etiquetas ALT de las imágenes.
  • Mencionada varias veces a lo largo del contenido.

Recuerda que para lograr una buena estrategia de contenidos tienes que enfocarte en desarrollar mensajes bien cuidados, optimizados y de calidad. Cuanto más concreta sea la búsqueda dentro de tu nicho aumentarán las conversiones porque estarás cada vez más alineado con lo que tu potencial comprador tiene en mente. La prioridad debe ser siempre darle valor a tus lectores, ¡no los descuides!

2017-07-15T05:46:47+00:00 Por |Inbound Marketing|

Autor:

Melina Díaz
Responsable de comunicación y estrategias de contenidos en Sandiamedia. Licenciada en comunicación social con un posgrado especializado en periodismo. Apasionada de la redacción, las artes, las nuevas tendencias y el aprendizaje de nuevas formas de interacción